LA ORDEN DE SAN CLEMENTE ACOMPAÑARÁ AL CRISTO YACENTE ESTE VIERNES SANTO DE 2012

D. Rafael Leopoldo Aguilera y D. Miguel Cazorla,

Caballeros de la Orden de San Clemente,

junto a otros caballeros de la misma Orden.

La idea de la Orden de San Clemente surge de miembros de otras órdenes como la del Santo Sepulcro de Jerusalén, la de Malta o Infanzones de Illescas. El por qué del nombre de San Clemente, proviene de una tradición y sentimiento unido a la Fe.
Si San Fernando le dedica el día de San Clemente (23 de noviembre) a la Ciudad de Sevilla, por medio de Él surge igualmente una vinculación de la Orden al Rey Santo, siendo esta la primera Orden netamente sevillana, que sirve, además, a los conventos de clausura.
De hecho la capa es sencilla, tal y como lo es el hábito de las monjas de clausura, muy similar en este caso al usado por las jerónimas de Santa Paula, con el añadido de los colores fernandinos. Al principio se creó como una asociación civil en 1986/87, siendo su primer presidente Juan Foronda y con el beneplácito del Cardenal Carlos Amigo, que ha sido prácticamente el padre de la misma
Para que esta Orden fuera una Institución seria y dentro de la Iglesia, por votación y a partir del año 2004, con decreto de 23 de noviembre de 2004, día de San Clemente, siendo ya presidente Antonio María González-Pacheco y Vázquez, paso a ser Orden de Caballeros de San Clemente de Sevilla, paso a ser una institución privada de derecho privado de la Archidiócesis de Sevilla y dada de alta en el Ministerio de Justicia dentro de instituciones religiosas y con la aprobación de la Conferencia Episcopal. De hecho los diplomas los emite el Cardenal, refrendados por el Canciller y el Presidente.
La Orden tiene un reflejo muy grande fuera de Sevilla, con delegaciones en otras provincias y en Italia, Portugal, Méjico o Colombia y en constante expansión.
Igualmente la Orden tiene tres clases de componentes: caballeros, comendadores y caballeros con gran cruz, aparte tiene caballeros con medalla de honor, caso del Cardenal de Sevilla.
Los estatutos marcan como fines de la Orden más importantes: colaborar con la acción evangelizadora de la Iglesia, con las instituciones diocesanas (seminario, parroquia, etc) y centros benéfico asistenciales (asociaciones contra la leucemia, inserción social de presos), colaboración con hermandades (acogida de niños Bielorrusos, Centro de Estimulación Precoz, etc...) y como fin principal, la ayuda a los conventos de clausura.
Esta Orden está abierta para sensibilidades de elaboración caso del ecumenismo y para entrar ya en la orden, la primera condición es ser católico, luego el perfil humano de cada uno y luego la cuota/donativo mínimo, aunque el que entra a postular aporta según su perfil. La Orden quiere ser una comunidad viva, para lo cual también el trabajo es una cualidad altamente apreciada, sin cualidades impositivas y cuyas armas son "extender el evangelio".


Rafael L. Aguilera.

2 comentarios:

J.R. Valle dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Real e Ilustre Hermandad del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de los Dolores dijo...

Se trata del uniforme de gala del Cuerpo de la Policía Local de Sevilla